Una de las mayores satisfacciones que otorga la vida pública es el contacto con lagente, por lo que he tenido la ocasión de conocer a numerosas personas, muchasde ellas con innumerables virtudes, pero he de reconocer que conforme he idodescubriendo a este torrentino he tenido cada vez más claro que Torrent teníauna deuda con él, por su buen hacer y por su buen ser.

Eso es lo que me ha ocurrido con el Dr. Parrilla. He descubierto más allá de lapersona y más allá de su extraordinario trabajo al hombre entregado al mundo.Echando la vista atrás, me parece imposible que no hayamos sido capaces de reconocerantes que desde Torrent exportamos personalidades únicas como D. Pascual.

Su trayectoria profesional, académica y humana es prácticamente irreproducible con palabras por lo extensa, intensa y exitosa. Por eso, con este reconocimiento, la Corporación que me complace presidir quiere hacer pública la figurade esta gran persona y gran profesional, torrentino de nacimiento, murciano deadopción y universal de dedicación, a toda la ciudadanía de Torrent.

Gracias a los vecinos que nos hicieron conocer y apreciar su valor. Pocossomos capaces de exportar, y en tan ingente cantidad de lugares como él, unaimagen tan excelente de nuestra ciudad.

Dr. Parrilla, queremos que sepa que en Torrent no sólo tiene su casa sinoque tiene su ciudad. Y creo que más que darle la enhorabuena, debemos darnosla enhorabuena a nosotros mismos por tenerlo como…